La cuenta regresiva es intensa, las pulsaciones ascienden a mil, el domingo fue caída 1 a 0 del Hispano Americano ante Unión San Martín Azcuenaga (USMA) en el sintético Celeste por el partido de ida de la final del Torneo Federal C; pero la derrota no detiene los sueños y la ilusión para viajar el próximo domingo a Comodoro Rivadavia y cerrar esta histórica historia con un final feliz  “Para este partido final espero y confío en la fortaleza del grupo, en las ganas y confianza que se tienen para esta final y poder desarrollar el juego que pretendemos y entrenamos, igual estamos muy satisfechos con lo hecho por el equipo. Pusimos al fútbol del Hispano Americano en lo más alto del fútbol de la Patagonia Sur y eso es muy meritorio y se debe al esfuerzo de los jugadores, al trabajo planteado por el Cuerpo Técnico  y el gran apoyo de la Comisión de Fútbol, que sin el aporte de ellos no hubiéramos podido este último Torneo Federal. Estoy muy agradecido con ellos. Realmente espero un gran partido el fin de semana venidero y que las cosas se nos den como lo esperamos para satisfacción de todos los Celestes y la gente que domingo a domingo nos acompañó”; señaló el entrenador Daniel Robledo, que trabaja, proyecta y diseña el esquema para dar vuelta la serie.

Una rival difícil

Robledo confía en su equipo, sabe el valioso material con el que cuenta, experimentados y jóvenes jugadores entregados por una misma causa: llevar a lo más alto el fútbol del Hispano Americano; pero también reconoce el duro rival que tiene enfrente. Con varias bajas en el equipo titular, los Celestes que salieron el domingo tuvieron a la altura de las circunstancias, de un choque trascendente “El partido se dio como lo preveía, sabíamos el tipo de juego de USMA, y la idea era contrarrestar con la posesión en el medio campo y crear situaciones para llegar con posibilidades, pero ellos salieron a presionar muy arriba y cortaron todo circuito de fútbol posible. Tuvimos algunas llegadas pero se diluían en la muralla defensiva que presentó el rival. Me preocupa la potencia física y la velocidad con que pasan al ataque cuando recuperan, llegando con cinco jugadores al ataque, ocupando todos los espacios del frente de ataque”.

El grupo está bien…

Un paso más en este recorrido que perdurará en el tiempo; el entrenador del Hispano guarda mesura y tranquilidad porque su plantel le responde en cada entrenamiento con las mismas ganas y energía del primer día “El grupo está bien, con esperanzas y confiados en lo que pueden dar en el partido de vuelta”, esta ilusión se suma a la vuelta de jugadores importantes para el once inicial  “Para la vuelta vamos a contar con Leonel Videla en defensa, con Alejandro Pecovich en el medio y con Elías Martínez más entero arriba. Además estamos recuperando físicamente a jugadores importantes que jugaron con molestias musculares y alguna dolencia física”.