El potente pampeano Pablo “Pimienta” Ojeda se impuso sobre el campeón internacional superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el bonaerense Horacio “Lacho” Cabral, por puntos, en fallo dividido, tras diez asaltos, y así lo destronó de su corona, en uno de los combates estelares de la velada desarrollada en la noche del viernes en el Polideportivo Centro de Educación Física (CEF) Nº 40, de Mercedes, provincia de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian.

En un encuentro que ya se anticipaba atractivo, Ojeda, Nº 6 del ranking argentino superpluma, hizo pesar su mayor determinación y fortaleza tanto física como de su pegada para doblegar a un técnico Cabral, actual Nº 24 del ranking mundial superpluma CMB y Nº 1 del escalafón argentino ligero, ex campeón latino ligero interino de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), que terminó cediendo su reinado en su estreno titular. Tras un mejor inicio del campeón, punteando con su preciso jab seguido de sus punzantes cruzados diestros a la zona alta y ganchos a los flancos, el retador, siempre tomando el centro del ring, fue imponiendo su potencia e impactó con plenitud sus derechas cruzadas al rostro. Con el duelo claramente marcado entre un técnico, veloz y preciso “Lacho” frente a un decidido y más seguro y potente pampeano, en la segunda mitad de la pelea la balanza se fue volcando para el retador. Mucho más entero, “Pimienta” presionó y a sus cruzados añadió sus ganchos a las costillas de un rival que en algunas ocasiones debió amarrar. Esa diferencia a favor del desafiante en los últimos capítulos fue fundamental para terminar de desnivelar un choque sumamente competitivo, que desató el reconocimiento de todos los asistentes.

Las tarjetas de los jueces expresaron la diferencia exhibida, al decretar: Juan Carlos Palmieri 96-94, y Jesuan Letizia 96-94, ambas a favor de Ojeda, mientras que Jorge Basile decretó 96-94 para Cabral.

Luego de un intenso inicio, donde Cabral manejó las distancias y filtró sus jabs zurdos y cross diestros al rostro, no sin recibir una derecha cruzada por parte de Ojeda arriba, en el segundo a su punzante jab en el segundo el bonaerense añadió su recto diestro a la mejilla. En el tercero, con el amenazante pampeano avanzando, y hasta acertando un gancho zurdo a las costillas, “Lacho” eludió y contragolpeó con su gancho zurdo a la zona hepática. Sin embargo, “Pimienta” acortó mejor las distancias y lo encontró con dos potentes derechas cruzadas al mentón, que acusaron claro recibo, para luego continuar con un gancho y un ascendente a la mandíbula. En el cuarto se cruzaron en la corta distancia. Cabral apostaba a su virtuoso boxeo tocando con sus jabs y cross pero cuando bajaba las manos Ojeda lo aprovechaba con su mayor profundidad de envíos a la mejilla. A pesar de que el campeón parecía llevar levemente las riendas del quinto con sus ráfagas de golpes cortes y pasos laterales, el retador, mucho más potente, respondió con dos resonantes cruzados de derecha e izquierda a la mandíbula, para desnivelar.

Con el duelo marcado entre un técnico, elusivo y preciso monarca y un potente, tenaz y también veloz desafiante, en el sexto el nacido en Estación América hace 29 años repitió su jab seguido de dos cross diestros a la mejilla. Siempre tomando la iniciativa, en el séptimo Ojeda presionó y filtró algún cross y uppercut, hasta que cuando su rival bajó la guardia lo cruzó con una derecha plena a la mejilla. Con más decisión en el octavo, el nacido en Uriburu hace 26 años, conectó su derecha cruzada por duplicado nuevamente al pómulo de un bonaerense que debió amarrar. Más entero, en el noveno “Pimienta” volvió a la carga y con dos precisos cross diestros, al mentón y a la frente, hizo retroceder a un campeón que parecía mermar su resistencia. Sobre el final, con ambos buscando con lo poco que les quedaba, la tenacidad y determinación del retador hacían la diferencia toda vez que atacaba, marcaba el ritmo y conectaba su derecha cruzada profunda al rostro. Si bien el cansancio imposibilitaba la suma justeza, lanzaron todo lo que tenían por lo que tras la decisión final llegó el estruendoso reconocimiento de todo el público que colmó el escenario.

De esta forma, Ojeda, que pesó 58,950 kg., quien luego de tres victorias y ceder su invicto ante el santafesino Emiliano Domínguez en fallo unánime, hilvanar cuatro éxitos antes del límite hasta que exigió al doble retador mundialista sanjuanino Mauricio Muñoz previo a caer en la novena vuelta, se repuso con cuatro éxitos, incluido el 28 de mayo de 2016 cuando superó al rosarino Sebastián Aguirre en fallo dividido, y luego liquidó al cordobés Lucas Carranza en el tercero, tras caer ante el bonaerense Fernando Saucedo en decisión unánime por el cetro latino superpluma OMB, pulverizó al bonaerense Leonardo Fernández en un round, al mendocino Daniel Brizuela en el octavo y al cordobés Echenique en el tercero, llegaba del pasado 15 de diciembre caer en un ajustado fallo unánime frente al invicto clasificado mundial ruso Evgeny Chuprakov en Ekaterimburgo, Rusia, por la faja intercontinental OMB. Así, aumenta su marca a 15 victorias (10 KOs) y 4 derrotas. En tanto Cabral, que registró 58,900 kg., quien tras superar entre otros a los bonaerenses Carlos Olivera, Samuel Fredes, Juan Carlos Rodríguez y noquear al rosarino Sergio Boltri, el 12 de diciembre de 2015 doblegó a Sebastián Aguirre en decisión unánime y se alzó con el cetro latino ligero interino OMB en la ciudad de Buenos Aires, que resignó el 5 de marzo siguiente tras a manos del bonaerense Germán Benítez en nueve asaltos, pero se recuperó sobre el bonaerense Pablo Rodríguez, cedió el cetro que conquistó el 18 de marzo de 2017 al dominar al entonces invicto canadiense Logan McGuinness en fallo unánime en Brampton, Canadá, y tras vencer al mendocino Roberto Ogas y al uruguayo Andrés Chaparro en sendos fallos unánimes, venía del 15 de diciembre último derrotar al sanjuanino Fabián Orozco en decisión unánime en Bragado, Buenos Aires, por lo que desmejora a 21 triunfos (8 KOs), 2 reveses y 1 sin decisión.

En el otro combate estelar de la noche, el campeón argentino mediopesado, el ex monarca latino mercedino Walter “El Yacaré” Sequeira (77,900 kg. y 21-4, 15 KOs), liquidó al monarca sudamericano supermediano, el porteño Gastón Vega(76,800 kg. y 27-13-2-1 sd, 11 KOs), por nocaut en el quinto asalto, y así defendió por segunda ocasión su corona, y además conquistó el título latino mediopesado interino OMB. 

Imponiendo su mayor potencia y envergadura física, Sequeira, ex campeón latino mediopesado CMB -con cuatro defensas-, fue trabajando de a poco a un elusivo Vega, porteño radicado en Chichinales, Río Negro, Nº 7 del ranking argentino supermediano, que buscaba contragolpear, pero que tras recibir los impactos sintió la diferencia y así en el sexto round “El Yacaré” lo envió duramente al suelo con un gancho zurdo a las costillas, donde escuchó la cuenta de diez del árbitro Rodolfo Stella. 

Luego de comenzar tomando la iniciativa, presionando con su jab seguido de cross diestro al rostro, en el segundo round Sequeira repitió su derecha pero al fallar, de contragolpe Vega lo encontró con dos diestras, una cruzada y otra voleada a la sien, que frenaron su andar. Cuando en el tercero le costaba encontrarlo, “El Yacaré” acortó el ring y con una izquierda cruzada al mentón lo hizo tambalear. Segundos después, el nacido en Mercedes hace 30 años, conectó un profundo gancho zurdo que resonó contra la zona hepática del porteño. Luego de que en el cuarto punteara con su jab, aunque sin combinar con fiereza, en el quinto el local extendió su dominio por mayor consistencia, y siempre atacando a la cabeza, aunque recibió un claro cross diestro sobre su mentón de contragolpe.

 

En el sexto Sequeira buscó llevarlo contra las cuerdas con algunos ganchos al cuerpo pero dejó envíos en el aire que fueron capitalizados de contragolpe por Vega con su derecha cruzada arriba. Sin embargo, de tanto ir, y con su mayor fortaleza, “El Yacaré” descargó un resonante gancho zurdo a las costillas para acabar con un liquidado Vega en la lona, de donde jamás se levantaría por lo que Stella llevó correctamente la cuenta a diez. 

Así, Sequeira defendió por segunda vez el cetro nacional que obtuvo el 25 de febrero de 2017 al acabar con el chaqueño Elio Trosch en el noveno round en Mar del Plata, y que retuvo sobre el pampeano Martín Ríos en fallo unánime, previo al pasado 2 de diciembre liquidar al bonaerense Pablo Curbelo en el quinto en Vicente López, Buenos Aires. 

En combate complementario, desarrollado en categoría supermediano, el pampeano radicado en la ciudad de Buenos Aires, Cristian Zárate (73,200 kg. y 9-1, 2 KOs), Nº 10 del ranking argentino mediano, dio cuenta del bonaerense Nicolás Brito(73,800 kg. y 2-4), por nocaut técnico en el séptimo round, luego de someterlo durante seis y al inicio del séptimo el bonaerense no saliera a combatir, por lo que el árbitro René Godoy señaló el final. 

Finalmente, en otro resultado de la noche, en división mediopesado, el bonaerense Francisco “Pancho” Torres (76,900 kg. y 9-3, 4 KOs) destruyó al cordobés Sergio “El Chatito” Córdoba (77,550 kg. y 7-9, 3 KOs), por nocaut técnico en el primer capítulo, merced a un cross diestro al mentón que lo mandó liquidado a la lona.