El conjunto de Mariano Aguilar recibió a Boca Juniors, en lo que fue un partidazo una vez pasado el segundo cuarto.

Los celestes no arrancaron bien durante la primera parte del encuentro, quedando abajo en los dos primeros cuartos (18-24 y 37-48). Sin embargo, hacia la segunda mitad Hispano cambió radicalmente la actitud defensiva y afianzó en la ofensiva el dinamismo de la pelota, que acompañado con lanzamientos triples de Gonzalo Torres y Federico Giarrafa durante los primeros minutos, le permitió a los locales achicar la diferencia y finalmente cerrar el tercer cuarto con un tanto a favor (66-65).

Si bien ambos equipos mantuvieron la intensidad de juegos, hacia el último cuarto, Hispano se encontró con cierta ineficacia en los pases, que habilitaron la conversión de tantos de los azul y oro; sin embargo el tanteador fue altamente parejo, terminando con un empate (88-88) después de un lanzamiento libre de los celestes, y abrieron el tiempo complementario.

Algunas imprecisiones en los lanzamientos y las faltas, le valieron la derrota al equipo local, cerrando el encuentro 102-103 para Boca, en lo que fue un partidazo,donde a pesar de la derrota por un tanto, Hispano pudo demostrar un básquet diferente al que tuvo en su partido debut contra Bahía Basket.

El mayor tanteador de la noche para Hispano fue Federico Giarrafa con 31 tantos, mientras que Boca se lució con 30 puntos de alero, Tomás Cavallero.